Siempre igual

En la vuelta luego del receso invernal, Quilmes volvió a la actividad para enfrentar a Banfield. ¿Resultado? Volvimos a perder, esta vez 1 a 0.
Todos soñábamos con que el parate iba a servir para acomodar algunas ideas, aunque sea las más fáciles de corregir pero no fue lo que pasó, Quilmes volvió a decepcionarnos como a lo largo de todo el primer semestre de este año.
Otra vez las mismas “ideas”, si se les puede llamar así, una es jugar al pelotazo para el delantero de área sin reforzar la zona del rebote. Sí, como lo leyeron, es así de sencillo. Falcioni, si vas a jugar a eso, pedile a los jugadores que vayan a la zona de rebote para intentar ganar alguna dividida, es el a b c, si vas a utilizar esa táctica mezquina y la otra es tirarsela al “droopy” o a Canelo para que corran e intenten hacer algo. Es triste pero en eso se basa el juego de nuestro amado Cervecero.
¿Las alternativas para esto? Que se vaya el técnico, este entrenador que desde hace varias fechas está esperando que consigan el dinero para darle una indemnización tras echarlo o que haga nuevamente el curso de DT a ver si puede actualizarse y comenzar a hacer algo un poco más efectivo aunque sea.
Pasando al tema del nombre por nombre no hay uno para destacar, aunque siendo compasivo se puede mencionar a Gómez que aunque sea pide la pelota y hace que le cometan faltas, mientras que yendo a lo negativo hay que dedicarle un párrafo aparte a nuestro querido “mudo” Benítez. Aquí, en esta página, siempre damos el visto bueno para que los chicos del club hagan más grande a nuestra institución, que lleven con orgullo la blanquita pero hay veces en las cuales solo por ser del club no podes ser titular. Desde hace varias fechas Benítez no es el mismo (sobre todo después de ese mercado de pases donde se lo mencionó en Boca).
La “suerte” que tiene es que en el banco hay un arquero que demostró que no está a la altura de atajar en Primera División.
Pasando a otro de los puntos bajas del equipo, hay que pararnos sobre los dos laterales, sí, ambos. Morales no termina una jugada bien, cierra a destiempo, le comen la espalda al igual que a Scifo que cuando quiere pasar al ataque se queda sin nafta y le cuesta volver a su posición para así por lo menos cumplir con su tarea principal que es defender.
Esto es un deja vu, Quilmes siempre juega igual de mal y el técnico siempre destaca la entrega de los jugadores…
Teléfono Falcioni, los partidos se ganan convirtiendo más que el rival y si seguimos así, nos vamos al descenso.

No Comments

  1. Falcioni esta gaga

  2. Jorge 08 says:

    Amigos, el caradurismo de Falcioni no tiene perdón, si dijo que estamos por el buen camino, es inadmisible, el equipo en vez de mejorar es más de lo mismo. Ya no se puede tolerar que este señor se siga burlando de los hinchas, en el partído está en su cueva, no sale a decír ni una palabra para corregír ubicaciones, ni siquiera para demostrar empeño frente a todo el estadio, se ve a las claras que sólo le interesa cobrar el sueldo sin hacer nada, pero me parece que igual no va a cobrar un mango, le recordamos que está en un club que le debe plata a varios DT., que espere sentado nomás, nuestros dirigentes no son inocentes criaturas, son más caraduras que él. Si sigue después de Boca habrá que silvarlo y pedírle a gríitos que se valla, nunca se vió nada igual de tanta falta de verguenza. Saludos, y a confiar que el mal no dure 100 años.

  3. tanocervecero says:

    JORGE08, si el DT sigue sin dar un paso al costado por el tema contrato y la Dirigencia lo mantiene en el cargo por motivos obvios, los jugadores también lo saben, no hay dudas que el contagio de
    mal humor es triplemente claro!!!!! a esto sumémosle la hinchada, el malestar está instalado, no hay solución mientras el DT o bien la Dirigencia no decidan lo mejor para QUILMES, este tema se va a tornar insostenible para las CUATRO PARTES, lo peor……? Que la HINCHADA tome cartas en el asunto y nos terminen suspendiendo la CANCHA con quita de puntos, etc……….ojalá alguien advierta lo que puede suceder, por el bien del CLUB, de los HINCHAS y de las personas que todavía con buenas costumbres siguen yendo al Estadio con sus chicos, sería un gran pena que se corra tanto riesgo por una decisión bilateral o unilateral que se deba tomar, ese es mi miedo!!!!!!

  4. tanocervecero says:

    Que temita! !!!!!!no?
    l líder de la barra de Quilmes recibió dos balazos. La interna brava es por polleras, tribuna, droga y política.

    Yo iba a arreglar un problema personal con el Mauri del que no pienso dar detalles. Y ahí nomás, cuando bajé del auto e iba a encararlo, aparecieron dos amigos suyos y me balearon”. La declaración se la hizo Ramiro Bustamante, el jefe de los Indios Kilmes, la barra del Cervecero, a la Policía en el Hospital de Quilmes, al que fue trasladado tras recibir un tiro en cada pierna ayer a la madrugada. Y según la investigación judicial a cargo de la fiscal Karina Gallo, la sacó barata: en la calle 163 del barrio La Cañada donde sucedió todo, había cuatro vainas de proyectiles por lo que sólo le pegaron la mitad de lo que le tiraron. Y, yerba mala…

    ¿Por qué pasó lo que pasó? Por una interna que mezcla problemas de polleras, temas de guerra tribunera para ver quién se queda con los negocios de la popular, cuestiones de droga, códigos y de política ya que se acercan las Paso y la interna del Justicialismo para el que trabajan todos los barras de la zona, arde. Para entender la historia hay que remontarse bastante atrás hasta llegar al nombre que dio Bustamante, Mauri. Y sumar uno más: Sheila. Sí, como ve, la cosa se pone interesante.

    Bustamante se erigió con su grupo de la villa El Monte como jefe de la barra en 2010, desplazando al histórico grupo de Los Alamos, de la familia Becerra. Para eso utilizó un ejército nutrido donde muchos fueron al frente pensando que después tendrían los beneficios prometidos. Entre ellos, por ejemplo, el famoso Mauri, que en realidad se llama Mauricio Rodríguez y es hermano de Loquillo, el ex jefe de la barra brava de Independiente. Una vez que ganó la tribuna, Bustamante generó un emporio comercial aliándose a la intendencia y recibiendo puestos de la peatonal, de la estación de tren y hasta la concesión de un puesto de gaseosa en el estadio, además de la reventa de entradas y trapitos. También acaparó las parrillas al paso que están alrededor del Centenario. Pero nada de eso lo puso a su nombre sino al de su mujer, Sheila, que era la que gerenciaba todo. Y el barra derramaba pocos beneficios hacia abajo, aunque suficientes para mantener a la tropa. Claro que su carácter complicado le hizo ganarse muchos enemigos que festejaron cuando quedó preso en julio de 2013 tras atacar a balazos un lavadero de los Becerra. Desde entonces, la barra la pasó a comandar su número dos, Ricky, aunque sin tocarle el grueso de los negocios a un Bustamante que en prisión seguía recibiendo su parte. Pero el líder no se bancaba el crecimiento de otros sectores mientras él estaba encerrado y se tomó una pequeña venganza en un juicio por robo el año pasado, donde cayó Mauri, donde se desnudó toda la interna de la barra. Y cuando a comienzos de este año salió de la cárcel, Bustamante volvió por el club desafiante y sin “atender bien”, como se entiende en el código barra, a los violentos que seguían detenidos en penales por distintos delitos.

    Así las cosas, más allá de que sembraba terror en la institución para mantener el poder, varios comenzaron a rebelarse. Entre ellos Ricky, que dos meses atrás lo abandonó tras una pelea en plena tribuna. La situación en ebullición también se trasladó a su hogar y Sheila lo abandonó y recayó en brazos del famoso Mauri el mes pasado. Y como las cosas están a nombre de ella, todos vieron la chance de sacar definitivamente del juego a Bustamante, aliándose en su contra y creándole un vacío de poder hasta que éste entendiera que debía entregar la popular y lo que ella genera. Nadie, dicen por Quilmes, quería una guerra. Cuando el líder se dio cuenta del juego tras ver raída la tribuna el sábado frente a Banfield, comprendió la movida y entonces quiso abortarla negociando de nuevo. Según su relato, no lo dejaron: apenas llegó al barrio La Cañada lo recibieron con dos balazos. Que no fueron los primeros, y por como viene la cosa, tampoco serán los últimos.

  5. Jorge 08 says:

    Tanocervecero : lo de falcioni es un callejón sin salida, el muy caradura no quiere irse, éste es como el cuento de la buena pipa, no se termína nunca, veremos luego de perder con Boca si la comisión hace algo bueno por el club, yo nunca ví una situación igual. Abrazo azul y blanco.

  6. tanocervecero says:

    jajajajaja CORAZONES ADIESTRADOS MERCA jajajajaja, seguro que tu equipito e hinchas harían eso !!!! jajajajaja QUILMES es un Club de hinchas de verdad y al CERVECE se lo sigue en las buenas y en las malas, vos pensas como un Club de Barrio formado con jubilados perdedores….ese es tu pensamiento…..y la verdad………no esperaba otra cosa, cada uno tiene lo que tiene y otros nada de nada, ni si quiera hinchas de verdad……!!!!!!

  7. alberto says:

    che MERCA, PEDAZO DE BOLUDO, APRENDE A ESCRIBIR IGNORANTE CABEZA DE TACHO, PRIMATE, NO SE SCRIBE “VALLAN” NI ” VALLANSE ” SE ESCRIBE ” VAYAN O VAYANSE,” DEL VERBO IR, SEGURO QUE FUITES A ALGUNA ESCUELA NOCTURNA DE FCIO VARELA BIPEDO.

  8. alberto says:

    che MERCA, PEDAZO DE BOLUDO, APRENDE A ESCRIBIR IGNORANTE CABEZA DE TACHO, PRIMATE, NO SE SCRIBE “VALLAN” NI ” VALLANSE ” SE ESCRIBE ” VAYAN O VAYANSE,” DEL VERBO IR, SEGURO QUE FUITES A ALGUNA ESCUELA NOCTURNA DE FCIO VARELA BIPEDO.